¿Por qué el cielo es negro por la noche?

by Darío Franco on 5 junio, 2011 · 0 comments

Galaxia de Andrómeda

Ayer me puse el documental de la BBC Everything and Nothing. Mientras lo veía, le daba vueltas a una cuestión que plantean a los pocos minutos y que no resuelven hasta el final:

¿Por qué el cielo nocturno es oscuro si existen infinitas estrellas que habrían de iluminarlo como si fuera de día?

La pregunta se las trae… y se conoce como La paradoja de Olbers, en honor al astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers que la formuló por primera vez en 1823. El razonamiento de partida es el siguiente: si el Universo es infinito y en él hay infinitas estrellas, al mirar al cielo nocturno cada linea visual debe acabar en la superficie de una estrella por lo que cada punto del cielo debería estar iluminado. Algo que evidentemente no ocurre.

Podríamos pensar que la noche es oscura debido a que cuanto más lejos se encuentra una estrella, más pequeña se hace su superficie visible. Pero por otro lado, el número de estrellas anumenta con la distancia, con lo que veríamos más estrellas de una superficie aparente inferior y el cielo igualmente debería brillar en su totalidad. Algunos astrónomos sugirieron que el cielo no brillaba porque en el Universo hay gan cantidad de materia que no emite luz como estrellas oscuras, planetas, asteroides, polvo, gas…, objetos que absorven la luz de las estrellas más lejanas impidiendo que llegue a nuestros ojos, de forma que solo vemos la luz de las estrellas más próximas que no son eclipsadas por otros cuerpos. Pero esta explicación no resuelve la paradoja, ya que de ser así, la materia que absorve dicha luz se iría calentando con el tiempo y acabaría liberando energía en forma de luz como si de otra estrella se tratara.

Como se puede ver, el hecho de que la noche sea oscura no es algo trivial. No se dió con la solución, hasta que en 1929 Edwin Hubble (quien más tarde daría nombre al famoso telescopio orbital) descubrió gracias al Efecto Doppler, que las estrellas más distantes se alejan de nosotros. Todos hemos experimentado el Efecto Doppler al notar como cambia el sonido de un vehículo que se está acercando o alejando de nosotros. Hubble pensó que lo mismo le debería pasar a la luz de una estrella que se acerca o se aleja de la Tierra. Comprobó que si la estrella se alejaba, su luz sufría un corrimiento al rojo. Como todas las estrellas lejanas presentaban este corrimiento al rojo, llegó a la conclusión que el Universo se expande, lo que resuelve la paradoja de Olbers dando lugar a la conocida Teoría del Big Bang.

Del experimento de Hubble se deduce, que el Universo no es infinito, no ha existido siempre, no es estático y en él no hay infinitas estrellas. El cielo nocturno es oscuro, porque solo vemos una “pequeña” parte de la totalidad de las estrellas existentes. Se calcula que el Big Bang ocurrió hace 15 mil millones de años. Por tanto, solo vemos la luz de aquellas estrellas que se encuentran a menos de 15 mil millones de años luz de distancia de la Tierra (unos 1,418·1023 km si no me he equivocado en el cálculo… 😎 ). Simplemente, la luz del resto de estrellas todavía no nos ha llegado.

A partir de ahora, cada vez que miremos la oscuridad de la noche, tenemos que pensar que estamos ante la principal prueba de que la Teoría del Big Bang es cierta.

Este artículo ha sido publicado en colaboración con Webmarket | Diseño web

Share Button

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: