Homeopatía ¿medicina o placebo?

by Laura Martín on 6 junio, 2011 · 0 comments

Post image for Homeopatía ¿medicina o placebo?

Mi reciente llegada a Reino Unido, paí­s con gran tradición científica y homeopática que incluye el tratamiento con estas sustancias  en la Seguridad Social, y el hecho de compartir piso con una compañera japonesa con un interesante botiquín homeopático, ha despertado mi curiosidad por  este tipo de medicina alternativa: La homepatía.

Pero, ¿en qué consiste  exactamente?

La Homeopatía fue descubierta hace ya 200 años, gracias a las observaciones y experimentos del Doctor alemán  Samuel Hahnemann, aunque  su origen científico es mucho mas antiguo. Hipócrates cinco siglos antes de nuestra era, nos mostraba la  ley de la similitud que representa la piedra angular de este tipo de medicina alternativa:

“Toda substancia capaz de provocar síntomas patológicos en un individuo sano, es capaz, a dosis infinitesimales, de tratar esos síntomas en un individuo enfermo”

Esta teorí­a traducida de forma práctica, nos da una definición mas clara de lo que hoy se entiende por homeopatía: La homeopatía  consiste en dar al enfermo dosis bajas o infinitesimales de una sustancia, que a dosis altas en un individuo sano causaría la enfermedad. Por ejemplo, en dosis elevadas la Ipeca provoca náuseas y vómitos, en cambio, a dosis infinitesimales cura las náuseas y los vómitos.

El proceso de dilución

Los principios activos de las preparaciones homeopáticas se obtienen a partir de sustancias denominadas cepas. En la actualidad se utilizan una gran variedad de cepas homeopáticas de origen vegetal, animal o mineral. Estas medicinas, se preparan mediante diluciones sucesivas  del principio activo o cepa en agua. Se toma una unidad de principio activo y se añade agua en proporción 1:10 (una unidad de principio activo por cada diez unidades de agua), se mezcla hasta lograr la homogeneidad  y se continua así en una serie de diluciones sucesivas. Paradójicamente se considera que cuanto más diluidas estén las soluciones homeopáticas, más potentes son y mayores son sus efectos.

Fuente de controversia

Gran parte de la polémica, se basa en que las sustancias homeopáticas están tan diluidas que es casi imposible que contengan algún rastro de la  sustancia activa, es decir, casi  no hay moléculas de la sustancia activa en las diluciones más potentes. Pero, ¿cómo hace frente la homeopatía a este argumento?. En este sentido, los homeópatas  defienden el principio de la memoria del agua. Las moléculas de agua son capaces de almacenar información, las propiedades de la sustancia activa han sido almacenadas en las moléculas y traspasadas sucesivamente en el proceso de elaboración del medicamento. Lo cierto es que hoy por hoy la ciencia sigue sin poder explicar este fenómeno, y ello ha sido uno de los hechos en los que se basan los detractores de la homeopatía para calificarla como remedio placebo.

Placebo o no, de lo que podemos estar seguros es que la homeopatía no tiene ningún efecto secundario, es apta para cualquier tipo de pacientes y se desarrolla a partir de sustancias naturales, así que he decidido ponerla a prueba y sacar mis propias conclusiones. ¿Por qué  no?

Este artículo ha sido publicado en colaboración con Webmarket | Diseño web

Share Button

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: